Envia la página a tus amigos
RAPSODIA PARA MANHATTAN

VII
Prohíbo que te nombren con esa discordancia
de quiénes no han podido conocerte , adorarte, olvidarte ,sufrirte
devastadoramente desearte, sentirte,
hacer de ti el espacio más vehemente que pueda ser sentido
sobre pecho y conciencia;
eres un arte tan demoledor , fractalizando el aire de las respiraciones ,
los instantes, la infinitud, las bujías,
los vientres , los paraguas ,
los fantasmas que no saben marcharse de ti,
porque marcharse de ti sería tan inútil, como es de inútil,
invalidar lo de Isla que tengo colgándome de los riñones,
del páncreas, de la antepenúltima muerte que tuve entre tus Calles;
eres esa cadencia que cambia los átomos,
que cambia de raíz:
paralelos, concreciones, esdrújulas, cuerpos, cábalas,
que cambia los esquemas de los semáforos
desde un impresionante despliegue de navajas
capaz de descuartizar a un Dios , como yo, sin miramientos;
asequible e insalvable, como mujer al fin, me regalas tus tránsitos
el plus/cuan perfecto de todas tus distancias,
de todas las implícitas cercanías que viven dentro de ellas,
de todos los conciertos que retienen a sensual maravilla
tus silencios , tus piedras.
ALINA GALLIANO @
imagen gratis del internet