Envia la p√°gina a tus amigos
DETR√ĀS DE LA MIRADA
MONOLOGOS FRENTE AL ESPEJO A. SEXTON.
Poema III

Que bien logro existir
cuando en el hueco
de tu cuerpo
dejo caer tranquilamente
el rostro,
a respirar tu olor
calladamente
saboreando los ruidos
de tu sangre
que en cósmico trajín
merodean los fantasmales
√°tomos del cuarto:
yo observo el abandono
de tu dormir
ese ir y venir
de tus pulmones
la gravitante entrega
de tus hombros,
en infantil contraste
sobre el cuello,
mientras tu mano
reposa levemente
en saturnal inmediación al seno:
es allí donde toda la luz
se hace presente
donde puedo sentir
que soy tu sue√Īo
donde eres casi mía
como pudiese ser
casi de alguien el agua
o un caracol puede, al oído,
regalar a una ni√Īa la marea;
logro entonces
rozar en labio o pensamiento
ese cristal que eres,
esa movible y honda superficie
que en su inconciencia
no adivina mi gesto
ni reconoce o sabe
lo singular de estarte
bebiendo sorbo a sorbo,
memorizando
el solitario golpe de tu vida:
ah, tu vida, que con su aroma
me reclama lo mismo
que un recuerdo.
imagen gratis del internet